Educar sin premios ni castigos

La ausencia de premios y castigos es una norma no sólo utilizada en la pedagogía Montessori, sino también en varios estilos de crianza respetuosa.


La idea de no ofrecer premios o recompensas ni de aplicar castigos tiene como objetivo el favorecer la auto-motivación y la auto-disciplina en el niño; es decir, que el niño haga bien las cosas por el mero hecho de hacerlas y por su propia satisfacción, en vez de hacerlo para conseguir un premio o evitar un castigo.

En lugar de utilizar castigos utilizamos consecuencias, pero cuál es la diferencia?

El castigo es algo impuesto de manera externa, mientras que la consecuencia es algo que va asociado de manera natural al acto en cuestión. Por ejemplo: Si un niño se niega a recoger sus rotuladores después de dibujar podríamos decirle que se vaya a su cuarto y que no va a volver a utilizar sus rotuladores en dos días, eso sería un castigo que nosotros imponemos y que es arbitrario; o bien podríamos explicarle que si no recoge sus rotuladores y los deja destapados se secarán y ya no podrá volver a dibujar con ellos, eso sería una consecuencia directa de sus actos.

Los premios o recompensas no son tampoco una buena idea, y si queremos recompensar de alguna manera un buen comportamiento, también debemos hacerlo de modo que el niño perciba la recompensa como algo inherente al acto que la ha ocasionado, a veces es sólo una cuestión de modificar nuestro lenguaje… Por ejemplo: Si un niño hace una pataleta a la hora de ponerse la pijama, lavarse los dientes, etc. podríamos decirle que si lo hace le dejaremos jugar un rato antes de irse a la cama, el niño percibiría eso como una recompensa que nosotros le damos; o bien podemos decirle que si lo hace tendrá tiempo de jugar un rato antes de que sea la hora de irse a la cama, en este caso lo percibirá como una consecuencia lógica de sus actos. La diferencia puede parecer sutil, pero es importante!

¿Cuál es tu opinión y tu experiencia en este tema?

Cristina Tébar Montes Licenciada en Ciencias Ambientales con formación Montessori.